viernes, 20 de junio de 2014

El maestro Rius

La gente empieza por leer historietas, y después, si les va bien, pasan a leer los libros.
-Rius
Caricatura de Pepe Quintero.
Pocas personas han afectado más al ámbito de la caricatura política y la historieta que el maestro Eduardo del Rio, conocido simplemente como "Rius" (1934- ). En toda América Latina se le conoce por sus trabajos didactios y militantes, especialmente los libros de Cuba para Principiantes, Marx para Principiantes y Las Dictaduros: El Militarismo en América Latina. Desde el Chile de Allende a finales de los 60s, Hervi le pide permiso a Rius para usar sus personajes de Los Agachados, para la revista La Firme y la historieta "Los Chamullo: un barrio como el suyo". Rius accede sin pestañar, sumando asi el peso de sus personajes de humor a la primavera chilena. 
En México, Rius es el primero en abrir nuevos espacios para la caricatura de protesta, aprovechando la dirección del Mitote Ilustrado en la revista Sucesos, publica a caricaturistas brasileños que denuncian a su dictadura, incluyendo a  Claudius, Jaguar y Fortuna.

Heraldo de las causas del socialismo, el feminismo, el vegetarianismo y otras tantas, Rius lleva en su carrera más de 120 libros publicados. El maestro lo confiesa casi con un bostezo. Para ese ritmo de producción, se ha valido de un dibujo simple y directo, collage con grabados antiguos, y uno que otro dibujito "prestado"...
...descubrí que sobre todo en la historieta, la gente no se fija en los dibujos, 
sino en los textos. Tú ve a los chavitos leyendo, y veras que se fijan en los globitos,
 no se fijan en los dibujos, ¡se las echan voladas!

Tiene que ser un dibujo sencillo pero simpático, que sea humorístico. Eso 
lo logras a base de práctica, de buscarle las expresiones a los monos, de hacer 
buenos personajes, que tengan personalidad, y apoyarte en el dibujo lo mínimo: 
me considero monero nada más.

Seré muy mal dibujante, pero ha resultado. 

Autor intelectual de La Garrapata, revista pionera de humor mexicana y quizás la primera de dirección colectiva, su influencia entre los moneros mexicanos y las publicaciones de humor político es contundente. Posteriormente tuvo mano en El Chahuistle, y a la postre en El Chamuco.

En el humor mexicano, hay un antes y un después de Eduardo del Río. Durante toda la década de los 50s, el humor de prensa crítico era casi inexistente. El trabajo de Rius marca una ruptura con la generación anterior de dibujantes, quienes se identificaban mayormente apolíticos y críticos de costumbres. Debutando en la revista Ja-já en 1955, ha trabajado también en La Gallina con el humorista español Gila, en Sucesos, POLITICA, e incontables otras publicaciones. Implacable en sus convicciones políticas, tuvo que cambiar de publicación cada que soplaban los vientos de la censura, renuente a callarse y en pos de haber tomado la pluma y el humor como herramientas para la libertad de expresión...

A pesar de ser el monero mexicano más conocido del mundo, Rius es un cuate sencillo y accesible, bonachón y simpático. Del pueblo y para el pueblo, conocedor de la vida en monitos y la vida en general, ahora al cumplir sus 80 añitos le deseamos al maestro todo lo mejor... 


Próximamente se publicará la entrevista completa con Rius, aquí y en El Chamuco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario